DICEN QUE EL CLIMA INFLUYE

Prevision tiempo Arta

miércoles, 20 de noviembre de 2013

TAPONES

Existen multitud de conciudadanos que se manifiestan en contra del aborto, porque según dicen, desde el momento de la fecundación y la primera división del cigoto en dos células ya es una persona. Eso sí es evidentemente discutible, y mucho. De hecho, si fuese así de sencillo y de fácil la determinación en ningún país se permitiría abortar, pues sería considerado, como ellos apuntan, un asesinato.

Lo que sí parece evidente es que cuando se deja morir a alguien ya nacido sin hacer todo lo posible para salvarlo, eso es abandono. Si es la sociedad y comunidad a la que pertenece dicha persona la que no hace todo lo posible y lo que está en su mano, siendo democrática, moderna según se define a sí misma, y económicamente de las primeras potencias del mundo... ¿Cómo lo llamamos?. Además esa sociedad está gobernada por los mismos que gritan y defienden que el aborto es un crimen. Anuncian, por tanto, su respeto a la vida del feto no nacido, aún siendo poco más que una amalgama de células, y sin embargo poco se preocupan de sus vecinos.

Y digo esto porque hace unos meses se sometió a su última operación Aitiana, una chica aragonesa que nació sin la principal vena que une el corazón con los pulmones. Como aquí, en este país, que según cuenta, goza con el mejor sistema de salud del mundo, no había tecnología para poder salvarla, pues el gobierno, el Estado, no se  hizo cargo de pagarle el millón de euros que le ha costado las tres operaciones necesarias para salvar su vida y que se ha tenido que ir a hacérselas a EE.UU. 

Un millón de euros que han tenido que recaudar los padres clamando solidaridad de todos los españoles, que se pusieron a ello, para reciclar tapones de plástico. 250 millones de tapones han conseguido el milagro.

Resumiendo: Una ciudadana española, nacida, viva, con mala salud, pues vino al mundo con una carencia tan enorme que no podría vivir si no se curaba de ella. El Estado al que pertenece, sus instituciones que están para prestar al ciudadano todo lo que esté en su mano para vivir dignamente, no le da ayuda. La deja desamparada en manos de la caridad y solidaridad individual.

¿Eso es de sentido común? A mí no me lo parece. Sobre todo cuando en los presupuestos generales de ese estado aparecen partidas de más de cuarenta millones de euros para coches oficiales, cuando en ese estado, gobernantes y políticos gastan el dinero de todos en construir y mantener aeropuertos donde no vuela ninguna aeronave, autopistas por donde no circula automóvil alguno, etc...

¿Qué es un millón de euros para un país occidental, para un país que se jacta de la "marca España" cuyo coste es bastante superior a ese millón de euros?

Un país así, carece de excusa alguna para pedir a su pueblo nada. Absolutamente nada. 

Y ahora, su ministro de justicia, tiene en mente, obligar a las mujeres a dar a luz, incluso en aquellos supuestos en que el feto venga con deformidad. Deformidad que luego, una vez nacido, el Estado se desentiende... Y si la persona que viene al mundo padeciese una enfermedad que por estos lares no es tratada... ¡Ala pues! ¡A pedir tapones!

¡Vergonzoso!

No hay comentarios:

Publicar un comentario